Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

6 beneficios de la tuna que probablemente no conocías

tuna

Todos conocemos la tuna, esa planta tropical de la familia de los cactus que es muy rica con tajín. Y aunque hemos escuchado que comerla en exceso te puede estreñir, lo cierto es que, consumirla tiene múltiples beneficios que probablemente no conocías.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la tuna es un fruto que contiene diversas vitaminas, presenta propiedades astringentes y antisépticas. 

También, se dice que los aztecas empleaban este fruto para bajar la fiebre, curar y cicatrizar heridas.

Pero incluso con todas estas propiedades mencionadas anteriormente, la tuna también puede ayudarte a controlar el colesterol malo y los triglicéridos.

1. Reduce el colesterol y triglicéridos

De acuerdo con un estudio de la Universidad de las Américas en Puebla, la tuna puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo y triglicéridos, gracias a sus antioxidantes y compuestos fenólicos.

¿Qué alimentos ayudan a reducir tus niveles de colesterol en sangre?

2. Antioxidante

Gracias a sus propiedades antioxidantes y desintoxicantes ayuda a neutralizar los radicales libres, que provocan el envejecimiento celular.

Y también te ayuda a reducir y desechar sustancias tóxicas de tu organismo.

3. Favorece el sistema digestivo

Todos hemos escuchado a nuestra mamá decir “no comas tantas tunas porque te vas a tapar”, y aunque en parte es cierto, no todas las tunas estriñen.

Existen varios tipos de tunas, entre ellas la tuna tapona que es la que puede hacer que te estriñas, pero no es muy común.

Mientras que las tunas amarillas o verdes, gracias a sus semillas ayudan a reducir los problemas de estreñimiento. Además, se usa para combatir la gastritis, la acidez estomacal y la úlcera gástrica.

4. Previene enfermedades cardiovasculares

Debido a que contiene un alcaloide llamado Cantina, la tuna es buena para reducir problemas del corazón.

5. Reduce peso

La tuna contiene un 80% de agua, lo que favorece a nuestro cuerpo para perder esos kilos de más. Gracias a su alto contenido en fibras, reduce el apetito. La sensación de saciedad que proporciona también reduce la ingesta general de alimentos.

6. Diurética

Al consumir esta fruta ayudamos a nuestros riñones, porque mejoramos nuestra circulación de orina y regulamos nuestra digestión.

A %d blogueros les gusta esto: