Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

¿Sabes si estás usando tu dinero correctamente?

¿Qué tan bueno eres administrando tu dinero? ¿Eres de los que se acaba la quincena en la primera semana? ¿Qué tan controlados tienes tu gastos? ¿O más bien tus gastos son los que te controlan a ti?

Tu abuela sabe que constantemente te encuentras con accesorios o aparatos que en verdad deseas tener, ya sea para facilitarte alguna actividad o simplemente estar a la moda. Y no esta mal comprarnos de pronto detallitos, pero muchachos, hay que saber controlarnos.

Larry Page, el director ejecutivo de Google, ha hablado de una técnica para controlar tus gastos y mejorar la administración de tus utilidades. A esa técnica la ha llamado: la prueba del cepillo de dientes.

¿Es algo que usemos una o dos veces al día y nos mejore la vida?” – dijo Larry Page, refiriéndose a la prueba del cepillo de dientes.

Page considera la utilidad por encima de la rentabilidad y el potencial de largo plazo antes que las ganancias financieras de corto plazo.

Hablemos más claro. Este método puedes aplicarlo en tu vida diaria y de manera muy sencilla.

 

¿Cómo puedo aplicar «La Prueba del cepillo de dientes» en mi vida diaria?

Dejarnos llevar por el impulso, la ansiedad, la quincena o el aguinaldo es un terrible error. Si te ha pasado, estoy segura que has comprado cosas que no justifican su valor con el uso y que, mucho menos, mejoran tu vida.

Historias de personas de éxito: Larry Page, cocreador de Google ...

Larry Page es una de las personas más importantes en la actualidad, y ten por seguro que su método financiero del «cepillo de dientes» te evitará ser víctima de ti mismo. Funciona de la siguiente manera:

1.- La próxima vez que estés a punto de comprar algo (sobre todo si se trata de una gran compra o algo a crédito) piensa si en realidad vale la pena y si en realidad estás haciendo una inversión.

2.- Antes de comprar algo pregúntate: ¿lo usaré una o dos veces al día? Si no es así, probablemente se trate de un capricho.

3.- Todo depende de cuál sea tu respuesta a esta pregunta: ¿Mejorará mi vida?

Con estos sencillos pasos te podrás dar cuenta de la realidad, y si en verdad necesitas tal cosa o no. Usa tu dinero productivamente para tu beneficio y no para perjudicarte.

A %d blogueros les gusta esto: